Huantajaya ya es monumento nacional

El nombramiento será validado con la firma del decreto por parte del ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.


Con el voto de todos los miembros del Consejo de Monumentos Nacionales, fue aprobada la declaratoria para que las ruinas de san Agustín de Huantajaya, en Alto Hospicio, pasarán a ser Monumento Histórico Nacional y, con ello, determinar la protección de más de 200 sitios arqueológicos que conforman el asentamiento minero inca-colonial.

"Es una extraordinaria noticia, ya que pasaron más de diez años desde que el equipo de profesionales trabajó en el sitio para recolectar la información necesaria y, de esa forma, presentar el expediente técnico. Todo ese trabajo y esfuerzo se vio coronado con esta aprobación, aunque falta aún el último trámite, que es la firma del decreto por parte de la ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Consuelo Valdés, por lo que esperamos que sea pronto para evitar el daño al sitio y protegerlo", indicó Juan Morales, presidente de la Corporación desarrollo del turismo y conservación del patrimonio regional de Tarapacá , CORDETUR.

Entre los sitios arqueológicos destacan las ruinas del asentamiento del periodo inca y colonial, los sitios de piques y labores mineras para la extracción de plata, el cementerio republicano peruano (1820-1879) y el cementerio republicano chileno (1880-1920).

Según consta en las crónicas del siglo XVI, en pruebas arqueológicas desarrolladas en el sitio y en una investigación realizada en el año 2008 por el equipo técnico de CORDETUR, Huantajaya fue una zona metalúrgica prehispánica explotada por los incas.

Hacia el año 1541, los encomenderos españoles ya realizaban las explotaciones mineras, entre ellos, Lucas Martínez Begazo, quien utilizaba indígenas y negros como esclavos para las labores mineras.

En 1680 el mineral fue redescubierto y hacia el siglo XVIII Huantajaya mantuvo una constante productividad, alcanzando la categoría de Real Asiento de Minas reconocido por la corona española. Hacia fines del siglo XIX terminó su ocupación y su población lentamente abandonó el lugar.

Para el presidente de CORDETUR, Juan Morales, todos estos antecedentes configuran la importancia de Huantajaya como sitio histórico y patrimonial. "El objetivo es concretar en el mediano y largo plazo una serie de proyectos, como un museo de sitio, para proteger el patrimonio histórico, cultural y arqueológico de Huantajaya, con el apoyo de la comunidad de Alto Hospicio, con el fin de preservar este legado y memoria del asentamiento minero inca-colonial de Huantajaya en Tarapacá”.

Contenido relacionado
Suscríbete a nuestro boletín

Para que no te pierdas nada de Traf Magazine te enviamos lo último a través de tu correo electrónico.