Un símbolo de lucha

La capucha o pasamontañas se ha convertido en un atuendo característico de la lucha feminista a nivel mundial. Es un elemento de provocación política, de reivindicación y de protesta, y que se visibilizó a partir de las actuaciones y performances del grupo ruso feminista de punk-rock, Pussy Riot.

Este colectivo de mujeres se hizo conocido en el año 2012, cuando tres integrantes del grupo entraron en la Catedral de Cristo de Moscú vestidas de colores llamativos y capuchas de colores en sus cabezas, hicieron la señal de la cruz, una reverencia ante el altar , y empezaron a interpretar la canción "Madre de Dios, ¡Fuera Putin!


¿Y tú qué piensas?

Sin comentarios todavía.

Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos son requeridos (*). Ingrese un email válido.

Contenido relacionado
Suscríbete a nuestro boletín

Para que no te pierdas nada de Traf Magazine te enviamos lo último a través de tu correo electrónico.