Gaza Gaza

Las «pausas» en los bombardeos no son «humanitarias»: la población de Gaza necesitan un alto el fuego

11 noviembre 2023
03 MIN

Las «pausas» en los bombardeos no son «humanitarias»: la población de Gaza necesitan un alto el fuego

11 noviembre 2023
03 MIN
Gaza
  • Palabras
    Alba Villén / Médicos del Mundo

  • Imágenes
    © UNICEF/El Baba

  • Compartir
Sólo un alto el fuego inmediato y completo, un aumento significativo del acceso a la ayuda humanitaria y el restablecimiento de los suministros básicos pueden responder a las inmensas necesidades de 2,2 millones de civiles en el enclave.

Las organizaciones humanitarias internacionales, en particular las agencias de la ONU, han sido muy claras: lo que se necesita urgentemente en Gaza es un alto el fuego. Como ha subrayado el secretario general de las Naciones Unidas, «Gaza se está convirtiendo en un cementerio de niños», y el 68% del alarmante número de civiles asesinados son mujeres y niños. Toda la infraestructura civil, y en particular el sistema de salud, requiere una respuesta humanitaria masiva, cuya magnitud exige el cese completo de las hostilidades. Unas pocas horas de pausa en los bombardeos no pueden considerarse «humanitarias», ya que no permiten la entrega de los importantes volúmenes de ayuda vital que 2,2 millones de personas necesitan desesperadamente. Cada minuto que pasa en Gaza sin un alto el fuego se traduce en más vidas humanas. El discurso que da la ilusión de que las pausas de unas pocas horas en los bombardeos serían una respuesta humanitaria adecuada es falso y peligroso.

Muchas fuentes, incluida la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios, han informado en repetidas ocasiones de que los ataques aéreos israelíes han alcanzado hospitales. Las estructuras de salud gozan de protección especial en virtud del Derecho Internacional Humanitario y nunca deben considerarse objetivos militares, especialmente si se tiene en cuenta que se han convertido en refugios de emergencia para más de 100.000 personas desplazadas. Las cantidades de ayuda necesarias para apoyar las infraestructuras sanitarias dañadas, superpobladas y con recursos insuficientes en Gaza exigen que se garantice el acceso humanitario permanente y seguro. La entrega de ayuda en esas «pausas» es insuficiente teniendo en cuenta la actual catástrofe humanitaria y de salud pública.

Además, parece que estas pausas sólo se realizarán en ciertas zonas y tienen como objetivo permitir que la población del norte de la Franja de Gaza sea desplazada hacia el sur a través de «corredores». El Derecho Internacional Humanitario insiste en el principio según el cual «el desplazamiento de la población civil no debe ordenarse por razones vinculadas al conflicto». Más de 1,5 millones de los 2,2 millones de personas en Gaza están desplazadas en la actualidad. Las órdenes militares israelíes de evacuar a los civiles del norte de Gaza están provocando una grave situación de hacinamiento en el sur, que las ya exhaustas infraestructuras civiles no tienen capacidad para soportar. Estas pausas sólo podrían aumentar el desplazamiento masivo desde el Norte y agravar la concentración de la población en el Sur, con consecuencias nefastas en términos de escasez de recursos y propagación de enfermedades infecciosas. Como se establece en el Cuarto Convenio de Ginebra, es imperativo permitir el regreso de los civiles después del fin de las hostilidades.

El acceso humanitario pleno, seguro y sin trabas no puede separarse del llamamiento a un alto el fuego inmediato. La asistencia humanitaria y los servicios médicos siguen siendo cruciales para la población de Gaza, cuya supervivencia no sólo está en peligro por las hostilidades, sino también por la escasez de agua potable y alimentos, la propagación de enfermedades debido al hacinamiento, la falta de suministros médicos para tratar a los pacientes heridos y a los que padecen afecciones médicas, así como el colapso general de la infraestructura civil. Las organizaciones humanitarias deben poder llegar de inmediato a toda la población gazatí necesitada en condiciones de seguridad y sin interrupciones en la entrega de la ayuda. Además, el asedio total y la interrupción de los suministros impuestos por el gobierno israelí desde el 9 de octubre deben levantarse urgentemente, ya que solo agravan aún más la situación humanitaria. Es tanto una responsabilidad moral como una obligación legal de los Estados, como signatarios de los Convenios de Ginebra, hacer ahora lo que se necesita para proteger las vidas de los civiles en Gaza: obligar a las partes beligerantes a un alto el fuego inmediato.

  1. TRAF Magazine conectando la cultura en todo el mundo
  2. A través de profesionales creativos de diferentes puntos
  3. Desde América Latina a Europa
Suscríbete a Nuestro Boletín

Para que no te pierdas nada de Traf Magazine te enviamos lo último a través de tu correo electrónico.

GIUCHRON

Servicio Técnico de Relojería

Jeremy Bishop

Lo Ultimo

Lo Ultimo

Suscríbete a Nuestro Boletín

Suscribir