26 de julio: Día de los abuelos

Los abuelos siempre han tenido un papel significativo en el proceso educativo y cuidado de los más pequeños. Sin embargo, en los últimos años, su involucración ha ido en aumento, casi convirtiéndose en una imposición que puede conllevar problemas en la familia.


Los abuelos siempre han tenido un papel significativo en el proceso educativo y cuidado de los más pequeños. Sin embargo, en los últimos años, su involucración ha ido en aumento, casi convirtiéndose en una imposición. El mero hecho de convivir con nuestros mayores ya es un gran valor en sí mismo, es un proceso biunívoco: enriquece a ambas partes por igual. El problema ocurre cuando se hace por obligación, para cubrir las carencias económicas o de tiempo, no es aceptable. Además, en muchas ocasiones, los abuelos son los que necesitan los cuidados, no ser los cuidadores.

Muchas veces los padres tienden a dar directrices de cómo deben educar o corregir los abuelos a los nietos. Debemos tener en cuenta que del tiempo que pasen los niños con sus mayores no aprenderán cosas cuantificables, sino lo más importante, el currículum oculto, que es aprender a vivir. Esa tolerancia, muchas veces confundida con el malcriar, es el resultado de dar perspectiva a las situaciones, de haber pasado antes por la misma situación. Cuántas veces habremos dicho “si yo hubiese sabido eso”, pues ellos por sus años ya lo saben.

Los padres no deben confundir el papel de los abuelos, no son sus empleados, es decir, no deberían darles directrices ni llamarles solamente cuando no pueden atender a los niños. Por ello, hay que evitar crear dos mundos opuestos: abuelos y padres, sino hacer uno: la familia. Cuando hay convivencia, no sólo se cohabita, sino que se sienten las necesidades del otro.

Bien es cierto que en los últimos años se ha producido un enorme cambio generacional, basta señalar la aparición de internet. Ahora los abuelos, nacidos y criados en un mundo sin tecnología conviven con niños que han venido al mundo prácticamente con una Tablet bajo el brazo. En este caso, los más pequeños podrán ejercer incluso de maestros y estrechar la brecha generacional. De esta manera, lo nietos pueden hacerse cargo y devolver las atenciones y cuidados que hayan recibido de sus abuelos.


Pilu Hernández Dopico es maestra de vocación con más de 15 años de experiencia, experta en educación de familias. Además, Hernández Dopico es considerada un referente en educación en redes sociales, siendo su blog, El Pupitre de Pilu uno de los más visitados.


  • Palabras
    Pilu Hernández Dopico, CEO de El Pupitre de Pilu

  • Fotografía
    Steve Bidmead

¿Y tú qué piensas?

Comentarios (3)
  1. abaddyhok dice:
    https://buyneurontine.com/ - gabapentin reviews
    10/10/2021 a las 19:47

  1. ordering cheap prednisone without x dice:
    Prix Officiel Cialis Belgique
    05/10/2021 a las 08:23

  1. gabapentin abuse dice:
    Cialis Lilly Preisvergleich
    04/10/2021 a las 18:13

Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos son requeridos (*). Ingrese un email válido.

Contenido relacionado
Suscríbete a nuestro boletín

Para que no te pierdas nada de Traf Magazine te enviamos lo último a través de tu correo electrónico.